Escudo de la Innov@ Empresa. Centro de Asesoramento Empresarial da Deputación de Lugo

Fuentes de financiación para emprendedores

La obtención de recursos es una necesidad no sólo cuando se empieza la actividad, sino que suele ser una exigencia continua que se prolonga durante todo el ciclo vital de una empresa. En este contexto debemos distinguir entre la financiación con recursos propios, la financiación privada y la financiación pública, que suele canalizarse a través de ayudas e incentivos.

Recursos propios:

- Ahorros personales: en la mayor parte de los casos son el primer recurso, aunque suelen ser insuficientes.

- Capital familiar: la familia actúa en muchos casos como una fuente primaria de financiación.

- Capital de amigos: los amigos también pueden ayudar a financiar tu empresa.

Financiación privada:

- Sociedades de capital riesgo: Las entidades de capital riesgo son entidades financieras de inversión directa o de fondos de inversión que toman participaciones temporales en el capital de empresas en distintas etapas del ciclo de vida. El objetivo es que con la ayuda del capital de riesgo, la empresa aumente su valor y una vez madurada la inversión, el capitalista se retire obteniendo un beneficio.
El inversor de riesgo busca tomar participación en empresas que pertenezcan a sectores dinámicos de la economía, de los que se espera que tengan un crecimiento superior a la media. Una vez que el valor de la empresa se ha incrementado lo suficiente, los fondos de riesgo se retiran del negocio consolidando su rentabilidad.

En Galicia existen las siguientes sociedades de capital riesgo:

- Unirisco Galicia, S.C.R., S.A.

- Uninvest SGECR S.A.

- VENTUREWELL CAPITAL, SCR, S.A.

- Vigo Activo, S.C.R., S.A.

- XesGALICIA, S.G.E.C.R., S.A.

- Pontegadea Participaciones

- Arnela Capital

- Sodiga (Sociedad para el Desarrollo Industrial de Galicia)

- Bussines angels: Se trata de inversores privados que proveen capital para la creación de empresas, usualmente a cambio de participación accionarial. Los ángeles típicamente invierten sus propios fondos, a diferencia de las entidades de capital de riesgo, que administran profesionalmente dinero de terceros a través de un fondo. Un número cada vez mayor de ángeles inversores se están organizando en redes, grupos o clubes de ángeles para compartir esfuerzos y unir sus capitales de inversión.

- Sociedades de garantía recíproca: Las sociedades de garantía recíproca (SGR) son entidades financieras sin ánimo de lucro y ámbito de actuación específico (por autonomías o, en menor medida, sectores) cuyo objeto principal es procurar el acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas y mejorar, en general, sus condiciones de financiación, a través de la prestación de avales ante bancos y cajas de ahorros, entre otros. Se beneficia de ello la PYME, pues es avalada ante la entidad de crédito, y se beneficia ésta, pues invierte sin riesgo. La SGR responde, como avalista, en caso de fracaso, aportando, además, el valor añadido del estudio y seguimiento de la viabilidad de la operación, que desarrolla la propia SGR.

Como consecuencia de la minimización del riesgo, gracias al aval de las SGR, el banco o caja presta una financiación a tipos bajos y plazo largo, mediante convenios o líneas de crédito con las SGR. A cambio de la garantía recibida, la PYME, por su parte, tiene la obligación de adquirir una cuota social de la SGR, que pasa a formar parte de sus recursos propios.

En Galicia existen dos sociedades de garantía recíproca consolidadas, SOGARPO y AFIGAL.

- Fundaciones privadas: Instituciones sin fines de lucro no gubernamentales que invierten en emprendedores de perfiles específicos (emprendedores tecnológicos, sociales,etc.)

- Financiación bancaria: La banca ha desarrollado en los últimos años un buen número de productos financieros destinados a la financiación de proyectos de inversión para emprendedores: créditos, préstamos, líneas de crédito y descuento comercial.

Financiación pública:

- Ayudas y subvenciones públicas: Las ayudas de los organismos públicos son muy variadas:

- Ayudas directas a la contratación de trabajadores

- Bonificaciones de las cuotas a la Seguridad Social

- Incentivos fiscales

- Ayudas financieras

- Asesoramiento empresarial

- Ayudas a la inversión

- Ayudas al fomento de la innovación

- Ayudas para mejora de la competitividad

- Ayudas a la Investigación y Desarrollo (I+D)...

No obstante, es importante ser realista en este asunto y tener en cuenta estos aspectos:

- La subvención es un incentivo económico y, en ningún caso puede considerarse como una fuente básica de financiación. En caso de concederse, en pocas ocasiones financia el 100% del proyecto, por lo que gran parte de la financiación recaerá directamente sobre la persona que la solicita.

- Es posible que tenga que realizar la inversión y solicitar con posterioridad la ayuda, por lo que debe valorar el riesgo de su no concesión.

- Es habitual que entre la solicitud, el estudio, la concesión y el ingreso definitivo del dinero pase un largo período de tiempo.

- Debe estudiar detenidamente las bases y los requisitos de la ayuda. En ocasiones se exigen tanto en el momento de la solicitud como con posterioridad. Su incumplimiento puede conllevar la devolución de lo cobrado.

En definitiva, no debe condicionarse el éxito de una aventura empresarial a la obtención de una subvención o ayuda.

A este respecto conviene informarse en todas las administraciones antes y después de montar nuestra empresa, tanto europeas, estatales, locales o autonómicas. Todas las características de nuestra empresa influirán para la obtención de las ayudas (tipo de forma jurídica, edad y sexo de los socios, contratos formalizados, actividad a realizar, etc.)

- Banca pública: En España, la Administración, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la banca pública, ha puesto en marcha una serie de medidas de apoyo financiero a las Pymes consistentes, fundamentalmente, en la instrumentación de líneas de préstamo preferente y subsidiación de tipos de interés para acometer inversiones productivas.

Otras alternativas para la financiación

- Mercado Alternativo Bursátil: Está dirigido empresas de escasa capitalización, pero que apuestan por su crecimiento. Es una nueva plataforma de cotización pensada para compañías pequeñas o medianas con amplias necesidades de financiación, que precisan poner en valor su negocio y mejorar su competitividad. Las empresas que alcancen la dimensión oportuna, pueden lanzarse a Bolsa.

Para poder cotizar en este mercado, las empresas deben cumplir una serie de requisitos:

- Tener el capital social desembolsado en un 100%.

- Disponer de recursos propios inferiores a 6,5 millones de euros.

- Contar con un "free float" (capital que circularía libremente en Bolsa) mínimo de dos millones de euros.

- Tener sus cuentas auditadas según las normas internacionales NIIF.

- Designar, con carácter permanente, un asesor registrado.

- Contar con un "proveedor de liquidez" o un intermediario que les ayude a buscar la contrapartida necesaria para que la formación del precio de sus acciones sea lo más eficiente posible, al tiempo que facilita su liquidez.

Innovate 2 Diputacion de Lugo Unión Europea

Información sobre el documento

Innov@ Empresa
C/ Ronda da Muralla N°140 – 27004 Lugo (Galicia)
Teléfono: 982 250 010